Perú enfrenta uno de sus peores desastres naturales por lluvias: ya hay 56.000 damnificados

Las inundaciones se extendieron a Lima, arrastrando personas, animales y viviendas. Al menos 50 personas han muerto, 72 están heridas y 11 desaparecidas.

Debido a las fuertes lluvias y desbordes de ríos que afectan a Perú desde inicio del año por El Niño Costero se suspendieron las clases en las escuelas de la capital a modo de prevención.

El desborde de los ríos Rímac y Huaycoloro, cuyo caudal se incrementó por las avalanchas de piedras y lodo al este de Lima afectando vías, cultivos y puentes, gatilló la suspensión de las actividades escolares, algo poco común en la capital.

El Ministerio de Educación comunicó que la suspensión “se realiza a fin de salvaguardar la seguridad de los estudiantes y docentes”, ante el peligro de derrumbes en escuelas públicas.

Las fuertes lluvias provocaron la caída de aludes en la carretera central, bloqueando el tránsito en el kilómetro 30 de esta vía, principal punto de acceso terrestre a Lima desde el centro del país.

“Estamos enfrentando una situación imprevista, con muy fuertes lluvias en la costa, cortes de carreteras, rompimientos de puentes”, dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski la noche del miércoles en declaraciones a la televisora Canal N.

“Serenidad y prudencia”

El mandatario peruano llamó a la población a mantener la calma y pidió “serenidad y prudencia” en estos momentos.

“El gobierno está dedicado a impedir más problemas, éste es un diluvio que ocurre cada 50 años”, agregó el mandatario que relacionó los desastres naturales con el fenómeno climático El Niño, aunque de efecto restringido solo a la costa peruana.

Kuczynski descartó declarar un estado de emergencia nacional “porque se trata de un problema que se presenta en determinadas zonas de la costa peruana y de Lima. Esas zonas ya están en emergencia”.

Ante esta situación, el Congreso Nacional anunció que suspendía hasta nuevo aviso la interpelación al ministro de Transporte y Comunicaciones, Martín Vizcarra, prevista para este jueves.

“Hemos decidido, con el acuerdo de los voceros, suspender la interpelación hasta que las condiciones climáticas lo permitan”, anunció la presidenta del Congreso Luz Salgado.

La decisión sirve para apaciguar las tensas aguas entre el gobierno de centro derecha de Kuczynski y la oposición populista de derecha liderada por Keiko Fujimori, que controla el Congreso.

En Lima el ministro del Interior, Carlos Basombrío, informó del despliegue adicional de unos mil policías para atender la emergencia frente a las inundaciones.

Soldados rescatan libros

En el balneario de Punta Hermosa, sur de Lima, una impresionante avalancha de agua y lodo procedente de la cordillera se desplazó hacia el mar arrastrando a su paso a una mujer, que luego emergió cubierta de lodo, siendo auxiliada por vecinos. También se llevó un establo con vacas y cerdos.

Las imágenes de la mujer y los animales se volvieron virales en las redes sociales. Igualmente, otras imágenes de un autobús de pasajeros, precipitándose a un río al ceder el terreno se repitieron una y otra vez. No se informó de víctimas.

En Lima, el desborde del Rímac inundó el parque La Muralla, a menos de un kilómetro de Palacio de Gobierno. El desborde llevó a desplegar a soldados a rescatar libros de la biblioteca de la Casa de la Literatura ante el riesgo de una inundación.

Hasta inicios de marzo se contabilizaban 43 personas muertas y afectadas otras 546.052 en 24 regiones, según el Instituto Nacional de Defensa Civil.

El calentamiento de las aguas del océano Pacífico en el norte de Perú consolidó las condiciones de un fenómeno llamado “El Niño costero”, con fuertes lluvias, aludes y desbordes de ríos.

Según el comité encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño, en la costa la temperatura máxima del mar se ha incrementado en hasta 6°C, alcanzando los 27°C en el norte.

Entre 1982 a 1983, las inundaciones y, sobre todo, las epidemias a causa de El Niño dejaron 9.000 muertos en Perú, y el PIB cayó 11,6%. En 1997-1998 se registraron 500 muertes y una caída del PIB de 6,2%.

Fuente:http://noticias.caracoltv.com

Esta entrada fue publicada en RELACIGER. Guarda el enlace permanente.